Oksymyr y los fabulosos cuellos ucranianos

Los cuellos grandes, y hasta exagerados, son un accesorio que se están poniendo muy de moda. Los puedes encontrar fabricados artesanalmente tricotado o a ganchillo pero también los hay elaborados con ricos bordados y encajes y éstos, son los que más llaman la atención por su belleza y laborioso trabajo. Algunos trajes tradicionales europeos prestan especial atención a este tipo de accesorios como por ejemplo, en Ucrania. “Los cuellos tradicionales tienen su origen en la mitad del siglo XIX, en la región de Ternopil, donde empezaron haciéndose con abalorios y eran muy populares sobre todo en la zona de Huzulshchuna o los Carpatos”. 

A izquierda y derecha, ejemplos de cuellos de Oksymyr realizados en encaje Richelieu.

Quién así lo cuenta es Oksana Myronyak, la artífice de Oksymyr, un proyecto del que os hablé de él hace unas semanas y en el que Oksana mezcla artesanía, moda y solidaridad. Además de ofrecer camisas, vestidos o artículos para el hogar con los maravillosos bordados ucranianos, ahora también ha incluido en su catálogo estos cuellos de plena tendencia. “Siempre me ha parecido un complemento muy elegante y de repente, un día leyendo las revistas, vi que los cuellos bordados volvían a llevarse de nuevo así que no dude en contactar con uno de los puntos que cose ropa para mi marca, en pedirles trabajar en este accesorio. Empecé encargando los primeros cuellos estas navidades y ya hemos conseguido conquistar a muchas mujeres con este accesorio”.

Legado aristocrático

En Oksymyr utilizan dos técnicas diferentes para realizar sus cuellos. Por buen lado, el encaje a ganchillo y por otro, el encaje Richelieu. “Durante el Renacimiento, gracias a su belleza, este bordado ganó rápidamente el corazón de la nobleza europea -comenta Oksana-. El encaje Richelieu era muy apreciado y era la principal técnica utilizada en la producción de lujosos cuellos, puños, pañuelos, ropa de mesa…”. El Richelieu es una especie de bordado calado. “En nuestro caso, se hace manualmente con ayuda de máquina de coser. Es un proceso muy elaborado y cada prenda realizada con esta técnica, tarda mucho en hacerse.  Un cuello, dependiendo de su diseño, puede tardar hasta tres días en estar listo. Por tanto, se trata de un accesorio lujoso y muy apreciado entre los diseñadores”. 

A izquierda y derecha, dos cuellos de Oksymyr realizados artesanalmente en encaje de ganchillo.

Y… ¿En qué se caracterizan los cuellos de Oksymyr? Pues principalmente por sus exuberantes dimensiones, sus colores (o la mezcla de ellos) y sus formas. “Me gusta que sean de gran tamaño para lucirlos y darles la importancia que se merecen. También me gusta jugar con los colores, si bien el color que más utilizamos es el blanco, los hacemos en otros tonos. Además, hay que resaltar que los realizamos personalizados. La clienta puede escoger la combinación cromática que quiera para su accesorio. Algunos diseños estaban hechos de antes, otros más recientes, se han inspirado en grandes diseñadores internacionales, pero siempre dando algún toque mío”.

Estos cuellos se integran a la perfección con los looks actuales. “Los puedes llevar con vestidos, camisas, blusas, jerséis, etc. De manera informal y también, en los looks mas festivos”. Además, tienen un importante lado social. “Me gustaría recalcar que este accesorio en concreto se hace en Odessa, uno de los sitios que está constantemente bajo los bombardeos. Es todo un reto poder trabajar ahí porque hay muchas noches que no tienen electricidad. El invierno pasado estuvieron dos meses sin poder trabajar debido a la falta de luz. Actualmente, trabajan como pueden y la situación no es fácil. Así que es de suma importancia poder apoyar a estas personas”.